Anabelle

Esperando la llegada del fotógrafo que va a convertir tu hermoso dinamismo en provocadora y artística quietud, no puedes contener tu desbordante sexualidad. Y te recreas en tu cuerpo: oasis repleto de placeres.

Tus manos, inquietos pasajeros de la piel de los machos, comienzan a despertar sensaciones en tu propio cuerpo. A la vez te liberas de alguna ropa, en un deseo de auto satisfacción.

Todo lo que haces es sólo el preámbulo, lo sabes, del encuentro con tu extraordinario coño: mina explorada de diamantes líquidos, cuya veta jamás podrá ser extraída en su totalidad debido a su enorme capacidad de reproducción...

 


hotline


Si te ha gustado y quieres leer otros contenidos parecidos a Anabelle puedes visitar la categoría Reportajes.

milRelatos

La web de Relatos eróticos más popular de España. Adéntrate en un mundo de fantasías ardientes con nuestras historias provocativas.

Estas historias también te pueden gustar

Subir