Tu con el y yo con ella

Todo empezó la primera vez que fuimos a aquel local de intercambios. Eduardo y yo llevábamos tantos que la rutina iba a acabar con nuestra relación. Habíamos decidido ir allí para probar algo nuevo, pues todo lo que probamos no había sido suficiente, hasta aquella noche…

No nos costó encontrar a la pareja que estábamos buscando. Natalie y Martin fueron los que primero se acercaron. Natalie era extranjera pero hablaba perfectamente el español. Era tan atractiva que cada vez que me miraba, sin gustarme las chicas, lograba que me ruborizara.

No tardamos mucho en ir a la habitación. Había dos camas separadas a lados opuestos de la habitación. Eduardo me miró y me dijo que él quería probar con Martín.

-¿Tú con él y yo con ella?- Nunca me lo había planteado pero esa noche cambiarían las cosas y no sabía yo cuánto.

No hubo que decir nada, cuando nos giramos para hablar con ellos, Natalie se abalanzó sobre mí besándome. Al principio me pareció todo un poco raro pero cuando logré dejarme llevar, olvidé que mi marido estaba comiéndosela a otro tío enfrente de mí y disfruté de las manos de Natalie sobre mi cuerpo desnudándome y manoseándome.

Cuando apenas me di cuenta, ya estaba entre mis piernas, separando mis labios con sus dedos dejando paso a su lengua que chupaba todo mi ser. Lamía de arriba a abajo.

Succionaba y chupaba como si de una piruleta se tratara. Sus dedos se metían al mismo tiempo, por mi vagina y por mi culito. Los metía y sacaba con rapidez, provocando que mis fluidos fueran más abundantes por si fueran pocos.

Antes de que yo llegara al orgasmo, agarré a Natalie del cuello y la obligué a permanecer tumbada en la cama. Me senté justamente con mi coño sobre su coño y comencé a restregarme suavemente. Tenía la visión de cómo Edu le estaba dando por culo a Martín, lo que no sé por qué pero hizo que me pusiera más cachonda. Sentía como mi clítoris se mezclaba con el clítoris de Natalie y os juro que ese placer es indescriptible. Me gustaba tanto que me restregaba con mayor ímpetu hasta que llegamos al orgasmo.

Desde esa noche Natalie y Martín vienen los fines de semana a casa y follamos hasta la mañana siguiente.


hotline


Si te ha gustado y quieres leer otros contenidos parecidos a Tu con el y yo con ella puedes visitar la categoría Relatos Parejas.

milRelatos

La web de Relatos eróticos más popular de España. Adéntrate en un mundo de fantasías ardientes con nuestras historias provocativas.

Estas historias también te pueden gustar

Subir